AJUAR UN POEMA DE JUANA CASTRO


 

 

 

AJUAR

 

 

 

Una navaja siempre a mano,

colgada del delantal o en el bolsillo.

Igual corta las setas, los cardillos, las fieras

tan verdes del arroyo

que el pan en rebanadas del almuerzo.

 

Al casar una moza,

su regalo primero la navaja.

 

Escarba criadillas y collejas,

simula gorrioncillos y pequeñas cariátides

si tala las bellotas,

o pincha una tajada

de magro y en la cena

le alarga pedacitos a su niña.

 

Con navaja y cuchara ya el cubierto

al tajo y en la mesa.

 

Pelar un higo chumbo

y al gallo rebanarle el resuello,

la madre de familia

madura con navaja.

 

Doméstica y cerril,

fulgurante y sencilla,

primorosa.

Hoja bien afilada, recias cachas.

 

Una moza ya está

puesta de largo

con su fértil navaja.

 

 

 

Juana Castro

Antes que el tiempo fuera

 

Ediciones Hiperión

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.