TRES POEMAS DE EL SILENCIO DE LOS PETIRROJOS DE RITXI POO


 

 

 

ASAMBLEA EXTRAORDINARIA DE BOSQUES

 

 

 

Esa sensación de que en los bosques

cuanto existe y sucede

encubre

cómplice

un secreto,

algo clandestino que quizá

nuestro cerebro de mono engreído

olvidó en su desarraigo,

esa sensación de que los árboles

se hablan por lo bajinis

y están compinchados con los helechos,

¿la tuviste?

 

Era cierta.

Lo demuestra la científica Suzanne Simard.

 

Tierra abajo, los bosques cooperan.

Lo hacen de manera ejemplar. Conectados

por un tejemaneje de micelios

intercambian experiencias,

hablan en la lengua del carbono,

del fósforo o del nitrógeno.

 

El roble viejo ayuda al joven

sin despreciar de camino al castaño

ni al boletus ni a la ortiga.

Todo el bosque unido

en la tarea de subsistir.

 

Es normal que de un tiempo a esta parte

los bosques anden mosqueados,

no sepan a qué atenerse.

Porque el mono engreído

ha vuelto,

motosierra en mano,

y no hace más que talar y talar

y traerse amiguitos exóticos

con los consiguientes problemas de adaptación.

 

Y empiezan a estar hartos.

Me ha comentado una falsa

acacia

que bajo tierra se barrunta

una gran revolución.

 

Se ha convocado la Asamblea

Extraordinaria de Bosques.

 

Alisos, espinos, nemorosas

y ananitas de todo el mundo

debaten si aliarse

con terremotos y huracanes.

 

Toda la tierra unida

contra el mono engreído.

 

Toda la tierra unida

en la tarea de subsistir.

 

 

 

——————————————————

 

 

 

POEMA DE PLÁSTICO

 

 

 

Este poema es un problema

inbiodegradable,

biodesagradable.

Se caga en la mar salada.

Este es un poema de plástico.

 

En su interior,

tomo notas:

El setenta por ciento del oxígeno que respiramos

procede de las plantas marinas.

Los océanos absorben hasta el treinta por ciento

de nuestros malos humos.

Buscamos agua en Marte

y escupimos, cada año,

ciento cincuenta millones de toneladas de plástico

en la que nos acoge.

Ya, más que isla es continente.

Cuatro de cada cinco objetos hundidos en el mar

fueron basura en tierra.

El noventa por ciento de las aves del mundo

son bolsas con alas.

Elefantes, osos y leones marinos

mueren estrangulados.

Seiscientas noventa especies agonizan

víctimas de su veneno.

Se calcula que en 2050

habrá más plástico que peces

en los océanos.

 

¿Y después de esto qué?

Pues nada, Ya lo dije.

Este es un poema de plástico.

A ver dónde lo tiras.

 

 

 

 

——————————————————

 

 

 

PUNTO CIEGO

 

 

 

Esa imagen de la niña

de Gaza

que tapa con su mano

los ojos

de su muñeca.

 

O esa otra

que no vemos,

el horror que la estremece,

el punto ciego.

 

Piénsalo bien.

Dime la verdad.

 

¿Tú quién eres:

el fotógrafo,

la niña

o la muñeca?

 

 

 

Ritxi Poo

El silencio de los petirrojos

 

A Fortiori Editorial

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.