TRES POEMAS DE EL VERTEDERO DE JUANA MARÍN


 

 

 

Pero en el nombre de un nombre le roba un hombre la vida a otro.

 

 

 

Afloja el paso,

el vertedero apesta a un hilo de sonrisas fronterizas.

 

En todas partes

en todas partes

en todas partes

risas

 

aunque en el nombre de

 

la vida de

un hombre que

en medio de

la nada

 

le roba a

le burla a

le esquiva a

le mancha ¡ay!

la vida

a otro

 

 

 

——————————————————

 

 

 

El esencial sustento

no solo deglutir como un beso el transitorio dátil.

 

No solo hidratar el cuerpo con el fugaz abrazo.

 

También el carroñero aguarda a que la carne caiga

tan pronto como el amor desagua.

 

 

 

——————————————————

 

 

 

Y que provea la tierra para todos

cuando no provea ni dios ni parta el hombre la bellota

ni las semillas vuelvan a la boca, cuando la siembra

sea oscuro líquido y cuando nada caiga de las manos,

cuando ni tú ni yo podamos rebuznar por la fatiga de

sabernos fronterizos, cuando nos sirvan como el

postre de la cena para servir a quien no sirve de nada.

 

Cuando siquiera de la nada quede nada

 

arrastraremos nuestras lenguas mendicantes para

pedir que sea la tierra quien provea y que provea la

tierra para todos los que robaron a la tierra desde el

palco.

 

 

 

Juana Marín

El vertedero

 

Lastura

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.