LA FRONTERA UN POEMA DE MAR DOMÍNGUEZ


 

 

 

LA FRONTERA

 

 

 

La barra del bar es una frontera

espesa y temporal como arena de castillos

en la orilla.

 

La gente se aproxima a mí

para pedir el periódico del día

un té caliente

un polvo

me han pedido tantas cosas,

tantas…

Las amas de casa siempre piden café

por las tardes;

 

sus maridos ginebra y sexo

por las noches.

 

Yo soy el oído y la sonrisa.

Con una botella os hago una nación

en la que os sintáis menos pobres,

menos desgraciados,

menos vosotros.

 

Tranquilos, no tengáis miedo;

estaré aquí, al otro lado, y

cuando ya no existáis

 

brindaré por todos.

 

 

 

Mar Domínguez

Derecho de admisión

 

Amargord Ediciones

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.