UN POEMA DE HABITARE DE ELOÍSA GALINDO


 

 

 

Es agua fronteriza

limitadora de tierras

labradas por manos tesoros.

De leche, de arroz, de estrellas.

Hay un Cantábrico que anda sobre Europa

un Mediterráneo que galopa sobre sueños

y un Atlántico que nos lleva a otros mundos.

Montaña seca de hélices hierro.

 

En ella

sembramos llanto

volviendo a la verdad antigua

y todo nos parece nuestro.

 

Cordilleras viven entre manos

de infinitos vientos.

 

Somos del norte, sur o centro

pero todos somos casa habitada

observándonos desde las azoteas.

 

 

 

Eloísa Galindo

Habitare

 

Editorial María Fulmen

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.